Noticias

Presupuesto universitario: Cuestión de prioridades

Ante un Paraninfo colmado por estudiantes, docentes, funcionarios, decanos, prorrectores y con la presencia de parlamentarios, la Universidad de la República (Udelar) presentó este viernes la solicitud presupuestal para el quinquenio. Se piden 8572 millones de pesos de incremento; la cifra apunta a mejorar las condiciones de estudio y de trabajo en la Udelar y hace énfasis en incrementar el número de becas, eliminar los cupos a carreras de grado y mejorar los salarios. El pedido presupuestal, que fue aprobado por el Consejo Directivo Central (CDC) de la Udelar el 28 de julio y ya fue entregado al Ministerio de Economía y Finanzas, fue defendido unánimemente este viernes por representantes de los órdenes universitarios, los funcionarios no docentes y el rector Roberto Markarian.

«Venimos a defender el pedido presupuestal», expresó Valeria Sánchez, representante del orden estudiantil en el CDC, no solo porque «fue construido en constante debate con los órdenes y sus gremios», sino porque «contempla en gran forma» los reclamos contenidos en la plataforma de lucha de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay. Explicó que la federación reclama «desde lo que falta»: estudiar en condiciones dignas, tener la posibilidad de estudiar lo que cada uno desee, lo que se traduce en un pronunciamiento en contra de carreras y materias con cupos, contar con estructuras docentes y edilicias adecuadas y con carreras estructuradas en turnos. Sánchez también mencionó la necesidad de contar con más y mejores becas, al tiempo que saludó que en el pedido presupuestal se haya incluido la cobertura de becas para el 10% del padrón estudiantil. Se refirió a la conmemoración que se realiza este 14 de agosto, en recuerdo de los estudiantes caídos «defendiendo la educación pública y en particular a nuestra Universidad», y alentó a honrarlos «con la lucha, la movilización y el agite estudiantil».

Rodney Colina, presidente de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República, también recordó a todos los caídos «en la lucha incansable que tenemos que dar en el día a día para mejorar nuestras condiciones laborales, en cuanto a capacidad de estudio y para hacer un país mejor en todos sus ámbitos». Afirmó que nos encontramos en un momento crucial para el desarrollo de la investigación, la innovación, la tecnología y la formación de recursos humanos en todas las áreas de conocimiento a nivel de grado y de posgrado, lo que hace al establecimiento de un presupuesto adecuado para toda la educación terciaria y en especial para la Udelar, por su rol fundamental es ese contexto. Colina lamentó los desarrollos que la Udelar debió postergar en el período anterior, debido a la insuficiencia del presupuesto que le fue asignado, «sin embargo hubo un desarrollo importante en el interior», apuntó, con lo cual la Universidad ha probado que es capaz de «generar nuevos emprendimientos intensos en períodos breves de tiempo». Señaló que es necesario un presupuesto que tienda al 6% del Producto Interno Bruto (PIB) para la educación y el 1% para la investigación, porque entre otras cosas los salarios docente y no docentes se encuentran «ampliamente postergados», y en particular se refirió al planteo de un aumento del salario real docente de 25% para el próximo quinquenio. Además destacó la inclusión de un programa que contempla el financiamiento de becas de grado y de posgrado en el pedido presupuestal.

«Qué lindo es ver a la Universidad unida tras su pedido presupuestal», expresó Alfredo Peña, secretario general de la Agremiación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República (AFFUR). Indicó que el gremio comparte la política de becas planteada por la institución, que se levanten los cupos y que se invierta más en investigación, en extensión y en enseñanza. En cuanto a los aspectos salariales, Peña afirmó «valoramos mucho haber alcanzado con la institución un acuerdo que es nuestra intención que se transforme en un convenio colectivo». Transmitió que la aspiración es fortalecer la carrera funcionarial y que para eso es necesario tener presupuesto, puesto que si bien ha habido concursos de ascenso, muchos cargos no han podido asumir. AFFUR solicita 100% del salario vacacional para docentes y no docentes —Peña mencionó que fue quitado en la dictadura— y poder entregar un «premio retiro» al momento de la jubilación. Respecto al preacuerdo alcanzado, lamentó que «no tenemos ninguna señal del Poder Ejecutivo de cómo se van a financiar esos acuerdos y cómo se va a alcanzar 6% del PIB para la educación». Por eso, Peña llamó a «redoblar el esfuerzo».

Federico Kreimerman, miembro del CDC en representación de orden de egresados detalló que en el último quinquenio la Udelar «había solicitado 3800 millones de pesos pero solo recibió 43%, hay más de 2000 millones de pesos que no están, que no estuvieron en los últimos cinco años, y eso hace parte a que hoy pidamos lo que estamos pidiendo». Hizo énfasis en algunos de los programas que no recibieron el incremento solicitado, entre los que destacó el programa académico —«que es el que en definitiva termina dándole el presupuesto a todos los servicios, a todas las facultades de nuestra universidad»— que «solo recibió 26% en cinco años de lo que la Universidad había pedido. Eso se traduce en todas las carencias que mencionaron, condiciones edilicias, en las condiciones de estudio, en los cupos que tanto quisiéramos , pero detrás de esas situaciones está que para atender estos problemas solo recibimos la cuarta parte de lo que habíamos solicitado». Mencionó que la Udelar había pedido 1300 millones de pesos para salarios pero recibió «menos de la mitad: 600 millones de pesos» y señaló que esa situación, además de provocar la pérdida de poder adquisitivo, reforzó la pérdida constante de docentes y trabajadores calificados. Kreimerman indicó que la institución solo recibió «la cuarta parte» de lo que había pedido en el quinquenio pasado para el ítem «Vida universitaria y bienestar»; dijo que los los 80 millones de pesos solicitados, recibió 20 millones y que eso explica que el número de becas sea «ínfimo para cantidad de estudiantes universitarios».Por último, detalló la situación del Hospital de Clínicas, que había solicitado 422 millones de pesos y recibió solamente 68 millones. El egresado consideró que autoridades públicas y de la educación cuestionan y critican al Hospital de Clínicas y que es «inaceptable que se lo critique públicamente y suelto de cuerpo mientras por atrás le retaceamos gravemente el presupuesto que el hospital necesita para funcionar».

¿En favor de quién se pretende gobernar?

Por último citó al ingeniero José Luis Massera que hace más de 55 años expresó que a la universidad pública se la ataca negándole los aumentos presupuestales necesarios en nombre de «las dificultades económicas del país, a la necesidad de la austeridad y los sacrificios aunque todo el mundo sabe que en el país hay recursos más que abundantes, solo hay que ir a buscarlos donde realmente están». A propósito, Kreimerman señaló que «lamentablemente a pesar del paso del tiempo y del cambio de color» la educación y la Universidad de la República, en particular, «sigue siendo vista y relegada de la misma manera». «La riqueza en el país ha crecido, los números macroeconómicos mejoran y sin embargo la Universidad es obligada casi que a mendigar por su presupuesto y por sus recursos para poder estar a la altura de lo que tiene que estar, que es brindar la educación superior del país», dijo, e insistió en que «hay sectores que se han enriquecido mucho y a los cuales encima se los exonera constantemente de pagar impuestos y con todo eso se nos dice que no hay dinero y que hay que ser cautelosos a la hora de elaborar el presupuesto nacional. Eso nos lleva a preguntarnos ¿cuáles son las prioridades? O más en concreto ¿en favor de quién se pretende gobernar?».

La presentación formal estuvo a cargo del rector Roberto Markarian, quien explicó que las referencias de la propuesta son los anuncios del partido de gobierno en el sentido de alcanzar al final del quinquenio una inversión del 6% del PBI para educación y un 1% para investigación y desarrollo. Los cálculos fueron encomendados al Instituto de Economía (Iecon/FCEA). En el caso del 6% proyectó al 2019 un PBI de 1.616.532 y una participación de la Udelar de 16.17 % -«la cifra más baja que la institución ha gastado en el marco del sistema educativo público nacional»-, lo que representa $ 5.081 millones «para alcanzar dicha meta por nuestra parte». En el caso del 1% del PBI para investigación y desarrollo, alcanzará en 2019 la cifra de $ 16.165 según el Iecon, lo que determina una asignación de 3.491 millones para la Udelar. De este modo la solicitud incremental de la Udelar por gasto en educación más investigación y desarrollo llega a la cifra de $ 8.572 millones. «Incluye al Hospital de Clínicas actual»–explicó el rector-, que recibiría $ 479 millones para retribuciones, gastos e inversiones en equipamiento, y $ 313 para obras de refuncionalización de su planta edilicia.

Markarian señaló que esta propuesta presta «particular atención» a los programas que no fueron atendidos adecuadamente en el período pasado. En el quinquenio 2010-2014 se contemplaron rubros para el desarrollo en el interior y la obra edilicia pero otros recibieron incremento cero. «Solicitudes que hicimos con igual seriedad, no fueron atendidas ni por el Poder Ejecutivo ni por el Parlamento». En el período 2005-2009 el incremento real fue de 70% -56% para salarios-, mientras que en el quinquenio 2010- 2014 el aumento fue de menos de 30% y para los salarios menor al 10%. La actual propuesta busca priorizar el incremento salarial para el quinquenio de los funcionarios docentes y no docentes, el desarrollo de las carreras docente y no docente y sus respectivas reestructuras, y las becas de grado y de postgrado.

Tiene seis proyectos transversales. El primero es la adecuación salarial, incluye el convenio colectivo con los funcionarios no docentes y representa $ 3.523 millones (41,1 %). El segundo tiene que ver con el mejoramiento de la calidad académica y las condiciones laborales y requiere de $ 1.008 millones (11,8 %). Incluye «la mejora de la calidad del personal actual y los ascensos, concursos docentes y no docentes, lo que resulte de la elaboración del nuevo estatuto del personal docente, y las políticas de crecimiento de grados», explicó el rector.

El tercero refiere al mejoramiento de infraestructura para el estudio y el trabajo y exige $ 1.037 millones (12,1). El cuarto tiene que ver con el fomento de la investigación y el fortalecimiento de postgrados, requiere $ 1.020 millones (11,9 %) e incluye la necesidad de un número significativo de becas de especialización para docentes de grado bajo, que no solo les permita obtener un ingreso más digno sino también una mejora notoria en su nivel de formación. El quinto busca el acceso democrático a la enseñanza superior de calidad, demanda $ 1.049 millones (12,2 %), y comprende la liberación del acceso a carreras con cupos, «cifras muy importantes para la mejora de la relación docente-estudiantil, y la política de becas». El sexto tiene que ver con el fortalecimiento y la calidad de la gestión y el desarrollo institucional. Requiere $ 937 millones (10,9 %) e incluye «la infraestructura informática y el software para la mejor gestión, y la consolidación de los sistemas de planeamiento estratégico, evaluación e información».

Siete objetivos estratégicos

El rector informó que el pedido presupuestal escalona la solicitud incremental: 15% en 2016 y en 2017, 18% en 2018, y 19% en 2019. Los dos primeros años para un «incremento salarial y un aumento importante en los rubros inversiones y de gastos de funcionamiento que están particularmente mal», y en los dos últimos para «la política de becas estudiantiles que tendrán un incremento grande».

El Plan para el quinquenio se desarrollará en torno a siete objetivos estratégicos discutidos y consensuados en los distintos colectivos universitarios y aprobados por el Consejo Directivo Central. El primero busca responder a la demanda creciente en educación superior en todo el país promoviendo la equidad social y geográfica, incrementar los cursos de formación permanente y de postgrado, y consolidar carreras universitarias regionales en el interior del país. En este punto el rector recordó la actual oferta académica de la Udelar: cerca de 100 carreras de grado, 44 carreras universitarias no terciarias -algunas en colaboración con UTU-, títulos intermedios y 259 de postgrado, lo que totaliza 413. Además hay 761 cursos de educación permanente. Markarian anunció que uno de ellos, impartido para productores familiares ganaderos de Aiguá y Reboledo (Florida) por la Facultad de Agronomía y la Comisión de Educación Permanente en convenio con el INEFOP, obtuvo el premio de la Red de Educación Permanente de América Latina y Europa (RECLA), sobre mejores prácticas en Educación Continua. También indicó que de 2000 a 2014 el ingreso estudiantil pasó de 14.895 a 22.000 lo que representa un aumento de casi un 48%.

El segundo objetivo estratégico impulsa la investigación científica, tecnológica y artística y toda forma de actividad creativa, y apoyar a grupos de investigación. Al respecto el rector recordó que el 10% de los docentes actuales trabajan en régimen de «dedicación total», y que el año pasado hubo 1.038 egresos de postgrado de los cuales unos 400 corresponden a las especializaciones de la Facultad de Medicina, «el sector más consolidado de toda la Universidad». Markarian dijo también que existen 53 Polos de Desarrollo Universitario (PDU) instalados en el interior del país, y que según el índice Scopus entre 2004 y 2014 la producción de conocimiento en el país se duplicó, siendo promedialmente el 76% publicaciones de la Udelar.

Respecto del tercer objetivo -promover el relacionamiento con la sociedad y sus organizaciones, y participar en instancias de elaboración de soluciones a problemas sociales, productivos, culturales, medioambientales, etc.-, Markarian informó que de 2002 a 2014 los convenios con instituciones nacionales e internacionales trepó de 100 a más de 300. El cuarto objetivo es impulsar procesos de mejora en la gestión capaces de sustentar eficientemente las transformaciones de la institución. «Tenemos dificultades –reconoció-, las cosas no han resultado todo lo exitosas que se querría, y debemos invertir dinero y fuerte para que avancen bien». No obstante, destacó que la Udelar «no tiene déficit –cuando tenemos nos esforzamos por cubrirlos-, pero ejecutamos todo. Lo que nos dan, se gasta».

Una de las principales acciones del quinto objetivo estratégico -«mejorar los procesos y las condiciones de estudio y trabajo, a través de programas de bienestar universitario»-, es la política de becas. «Queremos prácticamente duplicar el número de becas y aumentar su monto», reiteró Markarian. «En combinación con el Fondo de Solidaridad, el proyecto pretende cubrir los dos quintiles de la población estudiantil con menores ingresos».

El sexto objetivo es «contribuir a la calidad de la atención a la salud de la población mediante la mejora en la calidad de la formación de los recursos humanos y de las actividades del Área de la Salud de la Udelar, y promover el desarrollo del Hospital de Clínicas como un hospital universitario de referencia nacional». El pedido incluye U$S 11 millones para iniciar las obras: «dos plantas básicas para mejorar la asistencia». El rector recordó que la recuperación de todo el edificio -13 o 14 pisos-, de acuerdo a «un plan maestro que tenemos», se evalúa en U$S 100 millones. Sobre el séptimo objetivo -«contribuir a la construcción de un auténtico sistema de enseñanza terciaria pública, y colaborar en la formación de docentes»-, Markarian informó que hay «buenas discusiones con Formación Docente, UTEC y UTU», aunque reconoció que «no son sencillas». En este punto los recursos que se solicitan son «para invertir conjuntamente en emprendimientos como el espacio común del sistema educativo público en Rivera. Hace pocos meses presentamos nuestros planos», dijo.

Ver noticia completa con presentación en power point y fotos en: http://www.universidad.edu.uy/prensa/renderItem/itemId/37739/refererPageId/12

UDELAR-EMAD: Cursos 2015

Nuevos cursos 2do semestre 2015

 

TALLER de ESPACIO SONORO TEATRAL B

Docente: Juanita Fernández
Abierto a: Estudiantes Udelar del área Social y Artística (en particular: Escuela Universitaria de Música, Bellas Artes y FIC)

 

TEATRO DE CALLE

Docentes: Enrique Permuy y Alberto Sejas
Abierto a: Egresados de Actuación y Diseño Teatral EMAD, Estudiantes UdelaR del área Social y Artística, Estudiantes avanzados de Escuelas de Teatro Independiente,  Estudiantes de circo, artistas profesionales (SUA).
Comienzo: Miércoles 22 de julio
Día y hora: Miércoles de 15:00 a 18:00 h. o jueves 16:00 a 20:00 h. + un sábado por mes de 15:00 a 19:00 h.

 

CONCIENCIA POR EL MOVIEMIENTO: IMPULSANDO LA VOZ

Docente: Claudia Béjar
Abierto a: Egresados y estudiantes UdelaR del área Social y Artística.
Comienzo: Martes 21 de julio
Día y hora: Martes 19.00 h.

 

TEATRO POSDRAMÁTICO

Docente: Diana Veneziano
Abierto a: Egresados de Actuación y Diseño Teatral EMAD y estudiantes UdelaR del área Social y Artística.
Comienzo: Lunes 20 de julio.
Día y hora: Lunes de 16:00 a 19:00 h.

 

TÉCNICA ACTORAL B

Docente : Bernardo Trías
Abierto a: Egresados de actuación EMAD y estudiantes UdelaR del área Social y Artística.
Comienzo: Jueves 23 de julio
Día y horario: Jueves de 14:00 a 18:00 h.

 

ENTRENAMIENTO VOCAL

Docente: Silvia Uturbey
Abierto a: Egresados de actuación EMAD y estudiantes UdelaR del área Social y Artística.

 

TALLER en CAPACITACIÓN en DOCENCIA en EXPRESIÓN CORPORAL I

Docentes: Norma Berriolo y Claudia Béjar
Abierto a: Egresados de Actuación EMAD.
Comienzo: Miércoles 22 de julio
Día y hora: Miércoles 19:00 a 22:00 h.
 

 

MÁS INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES

 

 

“El cuerpo cotidiano y su relación con el instrumento” a cargo de la Prof. Margarita Fernández (Cuba)

  • LUGAR : Salón 108
  • HORARIO : Lunes de 15 a 17 h
  • DIRIGIDO A : Instrumentistas en gral
  • COMIENZO: Lunes 23 de marzo
  • FINALIZACIÓN : Lunes 25 de mayo
  • COSTO : Gratuito

CONTENIDO:

Trabajo del cuerpo y el espacio en actividades que permitan manejar las tensiones diarias y las provocadas por la reiteración de prácticas instrumentales. Ejercicios pre y post estudio del instrumento.

INSCRIPCIONES:

Las inscripciones serán del 16 de marzo al 5 de abril, a través de la plataforma EVA por el siguiente enlace: http://eva.universidad.edu.uy/course/view.php?id=3886

 

Técnica de Electricidad y Electrónica (asignatura electiva 1er semestre)

Prof. Eduardo Guerrero y Fernando Tabaylaín

Enlace al curso: http://eva.universidad.edu.uy/course/view.php?id=3917

 

Taller de Diseño de Iluminación (asignatura electiva 2do semestre)

Prof. Juan José Ferragut y Fernando Tabaylaín

Enlace al curso: http://eva.universidad.edu.uy/course/view.php?id=3918

 

Cuidados y corresponsabilidad con perspectiva de género

Imagen recortada de afiche de difusión Módulo Sesibilización en género. Edición 2022. Docentes: Susana Tomé y Virginia Baquet. Módulo IV: Cuidados y corresponsabilidad con perspectiva de género.

 

Hasta el 31 de mayo se encuentran abiertas las inscripciones para el Módulo IV "Cuidados y Corresponsabilidad con perspectiva de género: avances y desafíos" del ciclo modular sobre "Sensibilización en Género" que brinda la Comisión Abierta de Equidad de Género (CAEG) y que se desarrollará en modalidad virtual a través del Entorno Virtual de Aprendizaje (EVA) y la plataforma Zoom. El Módulo IV está dirigido a integrantes de Comités y Comisiones de Género, actores interesadas/os en la transversalización de la perspectiva de género en la Udelar (estudiantes, personal TAS, docentes y egresados/as).

El Instituto de Capacitación y Formación José Jorge (Tito) Martínez Fontana informa el comienzo de las inscripciones para el Módulo IV "Cuidados y Corresponsabilidad con perspectiva de género: avances y desafíos" del ciclo modular sobre "Sensibilización en Género" que brinda la Comisión Abierta de Equidad de Género (CAEG) y que se desarrollará en modalidad a distancia (virtual) mediante la utilización del Entorno Virtual de Aprendizaje (EVA) de Udelar y sesiones por webconferencias con Zoom.

 

Objetivo general:

  • Sensibilizar, problematizar y abordar los cuidados y la corresponsabilidad desde una perspectiva de género en el marco de la Universidad de la República.

Objetivos específicos:

  • Promover entre las personas cursantes un espacio de intercambio y reflexión sobre la construcción social e histórica de la división sexual del trabajo, de los cuidados y de la corresponsabilidad.
  • Reflexionar sobre los conceptos de trabajo no remunerado, cuidados y corresponsabilidad desde el enfoque de la economía feminista.
  • Brindar una aproximación a los avances en materia de corresponsabilidad en el marco de la Universidad de la República.

Dirigido a:

Integrantes de Comités y Comisiones de Género. Actores interesados en la transversalización de la perspectiva de género en la Udelar (estudiantes, funcionariado TAS, docentes y egresados/as), con los siguientes requisitos:

  • poseer conocimientos básicos de Informática a nivel de usuario, manejo de procesador de texto, correo electrónico e Internet,
  • poseer usuario registrado y conocimientos en el manejo de la plataforma EVA de Udelar (el acceso a eva.udelar.edu.uy se realiza con los mismos datos de usuario y contraseña que los utilizados MAP o al SGAE en su defecto),
  • tener disponibilidad de conexión a Internet y cuenta de correo electrónico activa (de uso personal). Importante: a la cuenta de correo que se indique al momento de la inscripción será enviado el certificado digital correspondiente.

Duración/Carga horaria:

Total 10 horas virtuales; distribuidas de la siguiente manera: 2 sesiones por webconferencias con Zoom de 2:30 horas de duaración (total 5 horas) y trabajo a distancia a través de la plataforma educativa EVA de la Udelar (total 5 horas).

Cupo: 80 participantes. En caso de superarse dicho cupo, el equipo docente realizará la selección de los participantes.

 

Encuentros virtuales por webconferencia:

Martes 7 y 14 de junio, 10 a 12.30 h.

Plazo inscripciones: 31 de mayo de 2022.

Formulario de inscripción: clic aquí.

Programa: clic aquí.

 

Más información: Instituto de Capacitación y Formación

Exposición colectiva "Tramas de resistencia"

Banner para web Exposición colectiva Tramas de resistencia. Apertura el martes 24 de mayo, 20.30 h. Facultad de Artes, Avda. 18 de Julio 1772

 

El martes 24 de mayo, a las 20.30 h. se inaugura la exposición colectiva "Tramas de resistencia. Un diálogo entre géneros, diversidades y prácticas artísticas". Invitamos a toda la comunidad de facultad a recorrer la propuesta que estará durante un mes en la sala de Facultad de Artes y en la plataforma Secuelas.

En el marco del Día internacional de la mujer 2022, la Facultad de Artes, a través de la Comisión de Género y Diversidad y la Unidad de Extensión, convocó a presentar propuestas artísticas para realizar una exposición colectiva. De la convocatoria, que estuvo dirigida a estudiantes, personas egresadas, personal docente y no docente de la Facultad de Artes, una comisión de Facultad seleccionó nueve propuestas de diferentes expresiones artísticas, de obra propia, individuales y colectiva.

Se trata, tal como dice su texto curatorial, de "construir una trama desde una perspectiva plural y multidisciplinar". En este sentido, la exposición es el primer llamado a la comunidad de Facultad de Artes y pone el acento en "la apuesta a la transversalización de las perspectivas de género en nuestro colectivo".

"Las propuestas que componen la muestra tensionan las categorías identitarias, dialogan con el deseo, celebran la soberanía de los cuerpos y buscan dar lugar a las diversidades y resistencias".

 

Exposición colectiva:

Fluido Líquido Ácido - Adriana César Pinto

Diva - Ara - Rita - Elisabeth Acosta Moreira

Enraizadas - Florencia Martínez Aysa Marielle

Presente - Mariana Dos Santos

Despertar - Rosana Modernell

Tatarabuelas, bisabuelas y abuelas emigrantes - Sally Araceli Cabrera

Nacimos enojadas - Tania Molzoni

Eme de Visceral - Valentina Cardone y Romina Casatti

Resistencias y descolonización de las mujeres del fin del mundo - Verónica Ríos

Inauguración: 24 de mayo, 20.30 h. 

Facultad de Artes, Avda. 18 de Julio 1772

Facultad de Artes en "Giro gráfico"

Imagen de obra de la exposición Giro gráfico dispuesta para embalaje y texto sobreimpreso: Facultad de Artes en "Giro gráfico"

 

Docentes de la Facultad de Artes se presentarán en el Museo Reina Sofía (Madrid) integrando la exposición «Giro gráfico. Como en el muro la hiedra», que propone un recorrido por las producciones gráficas de los últimos sesenta años en relación con contextos políticamente críticos en América Latina. Para esta muestra los artistas y docentes Sebastián Alonso, Fernando Miranda -actual decano de la Facultad- y Gonzalo Vicci trabajaron en una selección que releva el lugar de la gráfica universitaria «en un contexto de lucha política, de expresión callejera masiva -y de represión-». Compartimos la entrevista realizada por los docentes al Portal de la Universidad de la República (Udelar).

 

La selección enviada a Madrid surge de la investigación de estos docentes sobre la producción gráfica generada en la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA) en los años sesenta y hasta 1973, año de su clausura. Forma parte de una muestra más amplia, organizada por la Red Conceptualismos del Sur e integrada con aportes de varios artistas latinoamericanos. Desde Uruguay también participa el investigador e historiador Gabriel Peluffo Linari, con quien los docentes de Artes trabajan en colaboración. 

«Giro gráfico. Como en el muro la hiedra» se podrá visitar en el Museo Reina Sofía del 18 mayo al 13 octubre, y luego desde ese mes hasta mayo de 2023 en el Museo Universitario Arte Contemporáneo de la Universidad Nacional Autónoma de México (MUAC), Ciudad de México. 

Al respecto Alonso, Miranda y Vicci respondieron algunas preguntas: 

-¿Qué conceptos guían el trabajo realizado para esta muestra?

Esta muestra tiene la intención general de abordar las producciones gráficas desde la década de los años sesenta hasta la actualidad -como lo dice su convocatoria-, pero en términos de cómo éstas han confrontado contextos políticamente críticos, convulsos, represivos o «urgentes» en América Latina. En la muestra se intenta un relevamiento, naturalmente no exhaustivo pero sí relevante y principal, de las estrategias de transformación y de resistencia que modificaron las maneras del hacer, a partir de soportes gráficos.

Nuestra participación tiene que ver con una selección que, en este contexto, releva el lugar de la gráfica universitaria, de Bellas Artes, en un contexto de lucha política, de expresión callejera masiva -y de represión-.

Desde allí buscamos evidenciar cómo el soporte gráfico es un medio de acción y vínculo de la Universidad con la sociedad, con los barrios. Y, a su vez, de qué manera esa gráfica se traslada a otras formas del arte, la cerámica o el mural en particular.

También cómo esa gráfica expresa un posicionamiento político universitario que se distancia de los centros de poder de la época, en la búsqueda de construcción de un lugar diferente, no prescindente ni equidistante, sino propia, «tercerista», diríamos.

-¿Cómo se vinculan ustedes con la Red de Conceptualismos del Sur? 

Es a partir de nuestro contacto con Ana Longoni, quien nos invita a trabajar en este proyecto. Ana es una notoria investigadora y estudiosa del arte de las vanguardias latinoamericanas, especialmente del arte conceptual en la Argentina y en la región.

La invitación a participar de este trabajo se produce después de un largo tiempo de colaboración institucional y personal con los tres que participamos de este proyecto particular.

En lo institucional, desde el Instituto “Escuela Nacional de Bellas Artes”, ahora parte de la Facultad de Artes, Longoni participó de diversas iniciativas y cursos de educación permanente, formación docente, etcétera.

Pero además tenemos un muy buen vínculo personal, que se ha expresado con su colaboración en nuestros proyectos de investigación o de lo que podríamos definir como laboratorios de acción. Es decir, tanto los proyectos que desarrollamos a través del Núcleo de Investigación en Cultura Visual al que pertenecemos los tres, así como en las diversas actividades de Proyecto CasaMario como lugar de prácticas y acciones comunitarias, y también académicas, de la propuesta de dedicación total de Sebastián Alonso en la Udelar.

-Entre los propósitos de la Red se destacan «incidir en las políticas de la memoria y de archivos; producir conocimiento y modos de hacer que nos permitan intersectar diferentes saberes; crear comunidad y solidaridad internacional». ¿Cuál es el lugar y la importancia del arte para estos propósitos?

El arte es una forma de representar simbólicamente lo que ocurre a nivel colectivo en los grupos, las comunidades, las sociedades.

Dentro de esos procesos de simbolización, la producción visual en general, gráfica particularmente en el caso de este proyecto, tiene que ver con las evidencias de un período anterior. Es decir, hay un juego de relaciones entre lo que se construye como histórico, y sus formas materiales, y lo que se constituye en memoria, como narrativas, relatos, puntos de vista.

El lugar de lo artístico tiene que ver con cómo unas formas de hacer y producir propias, dan cuenta de una realidad mediante esas creaciones simbólicas. Las imágenes seleccionadas para este proyecto tienen que ver con esas maneras, son visualidades creadas en un momento particular del país y de la Universidad -en nuestros casos- que permiten vincular historia y memoria y sus continuidades y discontinuidades en el presente.

Cómo intersectar saberes es, entonces, relevante. Esto no es solamente mostrar unas imágenes per se, sino desarrollar procesos de investigación que tiene que ver con seleccionarlas, registrarlas, y relacionarlas entre sí. Pero también vincularlas con documentos escritos, películas, testimonios orales y cualquier otra fuente que nos permita realizar un proceso de sistematización de todas esas imágenes.

Es interesante ver que Giro Gráfico, al incluir relaciones transversales entre distintas experiencias artísticas y sociales, tanto como líneas longitudinales que se pueden proyectar en el presente -y hacia adelante también-, genera naturalmente unas formas de construcción de cooperación regional e internacional que permite ampliar lo que sucedió o sucede en un medio específico.

Entonces notamos que, por ejemplo, en nuestro país sucedían acontecimientos políticos y sociales que se recogen en la gráfica universitaria, pero a su vez este trabajo de relaciones internacionales nos permite entender el proceso también en una dimensión de lo que al mismo tiempo acontecía en otros contextos y con otras experiencias.

Ha resonado en varias intervenciones de las protagonistas de la Red, en Uruguay, la idea del presente como un pasado incompleto, y el futuro como un presente incumplido.

-Históricamente, en general ¿qué relación tienen el arte con las ideas y posicionamientos políticos?

La relación entre el arte y la política es un estado constante. Es un vínculo de unión o tensión permanente, según las miradas, al que mucha bibliografía refiere. Esto lo toman autores como Jacques Rancière o Chantal Mouffe que particularmente nos han interesado, marcando cierta utilidad de esta relación para comprender por qué no podemos pensar lo artístico -y lo estético- fuera de lo político ya que esas prácticas provocan constantemente los órdenes instituidos y al revés, cómo lo político construye un orden simbólico de la organización social. En cualquier caso es evidente entonces el vínculo entre arte y política.

Para expresar estas relaciones no es suficiente -aunque pueda ser necesario- ir a una galería o a un museo, esa es la zona aislada y autónoma del arte. Más bien es preciso ver la experiencia y las prácticas estéticas en el espacio público de la ciudad o de cualquier ámbito social que se comparta.

Lo que sucede es que la mayoría de las veces lo político se ve como la construcción del consenso, y probablemente sea más interesante cómo se producen los disensos, desde una perspectiva crítica, que contemple lo diverso, lo heterogéneo, lo distinto y lo irresoluble de una sociedad.

-¿Cuánto tiempo llevan trabajando en esta investigación?

El trabajo del equipo comenzó en 2018, en ese momento recibimos la invitación de la Red a incorporarnos a este proceso de investigación que culmina parcialmente con estas exposiciones, la de Madrid en mayo y posteriormente en el MUAC.

En principio el proceso iba a ser más corto, pero la pandemia paradójicamente nos permitió una maduración mayor de sistematización a partir de los intercambios permanentes, los procesos de ajustes de selección de materiales y la incorporación de otros no considerados inicialmente, e incluso la construcción de nuevas categorías que organizan la exposición final.

Gabriel Peluffo Linari, con quien trabajamos de forma muy cercana y colaborativa, se integra a la muestra con una segunda línea curatorial para la cual ha trabajado con los archivos de la organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos y con algunos artistas nacionales.

En el equipo de Udelar, trabajamos con el acervo de Bellas Artes y con el archivo particular del profesor Javier Alonso, también con material fílmico que obra a resguardo del Archivo General de la Universidad, que siempre apoyó este proyecto. Vale reconocer aquí también el apoyo de las profesoras Vania Markarian e Isabel Wschebor.

La participación en la muestra lleva mucho trabajo de gestión y producción, de preparación del envío, de coordinación con los interlocutores locales, pero también con el área de curaduría de la Red Conceptualismos del Sur y de producción de exposiciones y protocolo del Museo Reina Sofía de Madrid.

Hay que recordar que el inicio de esta exposición se integra con una serie de mesas de carácter académico donde se exponen los elementos conceptuales y de investigación del proyecto y sus varias líneas de trabajo.

En nuestro caso participaremos en la mesa que se ha definido como Memorias Intempestivas que justamente tiene que ver con nuestro trabajo, en tanto pone en relación el arte y la política con las acciones gráficas surgidas en el período de referencia y en su proyección actual.

-¿Qué lugar tienen este tipo de investigaciones en el IENBA, hoy Facultad de Artes?

Bellas Artes tiene una larga tradición en creación gráfica, desde los años sesenta hasta la actualidad. En particular, a nuestro Núcleo de Investigación en Cultura Visual le interesan las imágenes visuales y sus condiciones de producción, distribución y uso en la contemporaneidad, y eso incluye este conjunto que vamos a presentar en esta muestra, sobre el que hemos trabajado mucho tiempo. Del mismo modo, en Proyecto CasaMario, como laboratorio del plan de dedicación total de Sebastián Alonso, se trabaja habitualmente con la creación gráfica como posibilidad de simbolización, representación y mediación, a partir de problemas concretos en contextos comunitarios, barriales o grupales.

-¿Qué se podrá ver, oír o tocar en esta muestra y qué dificultades presenta el traslado de las obras que la integran?

Básicamente se trata de una gran exposición sobre multiplicidad de archivos visuales y producciones artísticas de distintos países. Pero también habrá otro tipo de materiales bibliográficos, mesas redondas, y actividades de mediación que permitirán distintas aproximaciones a los contenidos del proyecto general.

La gestión del envío es compleja, debemos recordar que esto ha requerido la autorización de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación, así como el cumplimiento de un protocolo de envío con las condiciones de seguridad y manipulación exigidas por el museo, que hacen también a un trabajo cuidadoso que muchas veces no es visible pero también tenemos que realizar como investigadores.

-¿Qué relevancia tiene para el grupo la presencia en este museo, y luego en el MUAC? 

Ambas instituciones tienen una relevancia en el ámbito internacional que le dan una significación que supera la escala local y quizás, hasta cierto punto, regional. Es cierto que en San Pablo o Buenos Aires podemos reconocer esta escala de producción museal, en algunos ejemplos paradigmáticos como el MASP o el MALBA, pero no es lo común en nuestra región.

En cualquier caso, nos interesa insistir en dos consideraciones que hacen a las concepciones museográficas de ambas instituciones que acogen la exposición.

Por un lado, el museo Reina Sofía, a través de su Director Manuel Borja-Villel ha desarrollado un concepto de museo abierto, situado en contexto, que considera su porosidad con lo social y lo político. Esto nos interpela y provoca particularmente a la hora de pensar la institucionalidad museística y sus prácticas culturales y pedagógicas.

Por otro lado, el MUAC es un museo universitario, de la UNAM, que en sus sucesivas direcciones ha priorizado la combinación entre las exposiciones de artistas de relevancia internacional y las que surgen de proyectos similares al que nos convoca.

En los dos casos, como grupo de investigación y en los proyectos que desarrollamos y mencionamos antes, hemos producido junto a Borja-Villel o a Cuauhtémoc Medina instancias de colaboración en publicaciones, encuentros y conversaciones públicas.

-¿Qué países estarán presentes en la muestra?

El equipo de la Red, en el que estamos participando para esta iniciativa, tuvo especial reparo en no referir a países como representaciones en el museo, sino más bien a prácticas colectivas, relacionadas, situadas en contextos políticos y sociales específicos. Por tanto, la curaduría colectiva definió criterios de organización y montaje de los materiales que refieren a conceptos rectores que rodean la gráfica. Como la idea de lo intempestivo como una modalidad de cuestionar el tiempo hegemónico y cronológico de la historia y sus narrativas; la idea de demora como modalidad de resistencia en el hacer gráfico, con sus propios tiempos y necesidades; la idea material y conceptual de cuerpos gráficos, esas máscaras y reservas que hacen posible una potencialidad de la acción corporal de lo gráfico en la ciudad; la idea de contracartografía como ejercicios de producción colectiva de mapas activistas y artísticos que instituyen otros saberes y formas de comunidades; entre otras. De igual modo podemos comentar que hay participantes de Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Colombia, EE.UU., El Salvador, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana y los representantes de Uruguay, nosotros y Gabriel Peluffo Linari.

 

Fuente: Portal Udelar.